Alegremia » 17. Alegremia desde el Deporte Recreativo

Última actualización: 18/06/2009

Nota XVII

ALEGREMIA DESDE EL DEPORTE RECREATIVO

          En diciembre de 2005, convencidos de que la Alegría es la mejor medicina para que el corazón reviva constantemente, constituimos el Grupo “Alegremia Sur-Argentina” con sede en Bahía Blanca,
          Nos dimos cuenta que no es necesario hacer planificaciones ni programas formales. Lo más importante son esas ideas fuerza que impulsan a “manos y pies” ponerse en acción. En este caso la idea fuerza fue una palabrita mágica: “Alegremia”
           Procurando crear nuevas propuestas para sentir, vivir y transmitir “Alegremia” nos reunimos para organizar actividades deportivas como un medio para llevar un mensaje a la sociedad, proponiendo una visión incluyente e integral que conecten la alegría de vivir con el amor a la vida.
          La primera actividad que concretamos fue una maratón acuática el 7 de enero de 2006 en Puán, a 270 Km de Bahia Blanca, donde existe una Laguna con una Isla a la cual  nos propusimos llegar nadando, haciendo un recorrido de 3400 mts.
          Elegimos una fecha que coincidía con la Semana de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera porque para nosotros lo esencial era transmitir un mensaje saludable a la comunidad en forma masiva.
          Nos identificamos con remeras con la inscripción “MAS DEPORTE MAS VIDA” y al dorso “GRUPO ALEGREMIA SUR” y la página www.altaalegremia.com.ar para que los interesados tengan acceso a un sitio mensajero de un Mundo Mejor.
           Pudimos charlar con numerosas personas y repartir folletos que habíamos preparado alusivos a la preservación del planeta y a la salud de los ecosistemas.
          Tratamos de despertar conciencia de la necesidad “urgente” de cuidar la Naturaleza sintiendo que nosotros formamos parte de Ella.
          El grupo de acompañantes estaba constituido por 17 personas que nos trasladamos desde Bahia, más otros que nos esperaban en Puan. 
          Ya todo listo, la lancha soporte, el Guardaparques, los Guardavidas que nos acompañarían y “el grupo de los siete”, todos nadadores amateurs, de distintas edades y con capacidades físicas diferentes. Todos siendo uno, nos lanzamos a nadar, braceando, respirando, pateando, parando cuando cada uno lo necesitaba,
          Así cumplimos el recorrido, algunos haciendo los 3.400 mts, otros un poco menos, lo importante era participar sin ansias de competencia o de ganarle a otro.
          Todos llegamos a la meta con mucha emoción manifestada en los rostros, en la luminosidad de las miradas, en los abrazos apretados como queriendo aunar los sentires y sensaciones que nacían y se extendían en los corazones alegres y satisfechos.
           No era solamente por haber participado en tan ansiado desafío sino que iba mucho más allá: era la alegría de encontrarnos todos en ese abrazo contenedor, afectuoso, un encuentro que trascendía los cuerpos, los rostros y las diferencias.
          El encontrarnos sintiéndonos parte de una misma cosa, donde todos ganamos encontrándonos desde la simple y sencilla humanidad, compartiendo y transmitiendo toda esa alegremia, sintiéndonos unidos en un amor superior.
          En estos encuentros deportivos todos ganamos porque es en el compartir donde se generan espacios y vivencias amorosamente alegrémicas.
          Próxima nota: Las A y el Cuerpo Humano
 
Silvia Dell Aquila
 

Destacados

Hemos recibido

4360616

visitas

Hay 14 visitantes en línea

 





Alta Alegremia © 2005 - 2017 | alegremiasinfronteras@gmail.com